En la tarde de ayer se hizo viral una noticia en la que el cantante Pablo Chill-E había sido apresado por la policía de su país después de una peligrosa persecución en coche.
La situación se dio este miércoles cuando la Central de Cámaras de la municipalidad de Lo Barnechea dio aviso a la policía de la 53° Comisaría de Los Barnechea respecto de la identificación de un automóvil, marca Jaguar, que mantenía un encargo vigente por robo.


Esto desencadenó una persecución en contra del vehículo por parte de la policía. Finalmente, la persecución terminó en la intersección de las calles El Roble con El Tranque donde el conductor del vehículo chocó contra una farola.


El artista será acusado por los delitos de receptación, uso malicioso de instrumento público y por poner en peligro la salud pública.
Horas después el cantante publicó en su perfil de Instagram una historia en la que nos mostraba que ya se encontraba en libertad y con un mensaje de apoyo a su acompañante quien seguía detenido (#FREETAME)