Pop Smoke fue asesinado a tiros por un shooter de 15 años con cara de bebé que tendió una emboscada al rapero de Brooklyn con un grupo de adolescentes empeñados en robar el Rolex con
diamantes del cantante, testificó un detective el viernes.

Los jóvenes también estaban detrás de la cadena de eslabones cubanos del rapero criado en Canarsie, pero aparentemente solo lograron ir con el reloj, que luego revendieron por solo $ 2,000
dolares, dijo el investigador de la policía de Los Ángeles. El Shooter era el más joven de los cuatro acusados que ahora enfrenta cargos de asesinato y robo
en el caso, supuestamente admitió su papel en el asesinato durante una entrevista grabada con un compañero de celda en un centro de detención juvenil en mayo pasado.
“Admitió que le disparó a la víctima tres veces con una Beretta 9 (mm)”, dijo LAPD Det. Carlos Camacho testificó el viernes en una audiencia preliminar para otro sospechoso, Corey Walker, de
20 años, el único acusado adulto en la acusación de alto perfil.
“Se pelearon y él le disparó tres veces”, dijo Camacho, citando la entrevista grabada en la cárcel del acusado más joven. “Dijo que le disparó en la espalda”.
Según Camacho, Walker también confesó su papel en la pelea mortal durante una entrevista separada en la cárcel, grabada en secreto.
Walker supuestamente admitió que el grupo usó pasamontañas, guantes y un escáner policial para tratar de evadir la detección.
“Dijo que cuando los individuos entraron, los sospechosos se enfrentaron a (Pop Smoke), quien estaba desnudo en la ducha”, testificó Camacho.
Durante la conversación grabada, Walker dijo que los adolescentes dentro de la casa exigieron las joyas de Pop Smoke, que todavía llevaba, e incluso le dijeron “Gracias” cuando parecía que estaba
a entregarlas, dijo Camacho.

Pero el rapero, decidió lanzarse a por el shooter quien disparó en el pecho sin pensarlo 2 veces, dijo Camacho, citando el relato de Walker. (via New York Dayli News https://linkinprofile.com/nydailynews )